Consejos para gastar energía de manera eficiente

Aire acondicionado

 

-Instalar un ventilador de techo en la habitación más grande de su casa. Esto le permitirá bajar la configuración de su acondicionador de aire acondicionado de 3 a 6 grados, medida que le ahorrará hasta un 25% de los costos de energía para la refrigeración casera.

-Cambiar el filtro o limpiarlo cuando haga falta, esto aumentará la eficiencia y reducirá el gasto.

-Al encender el aire acondicionado, evite usar el ajuste más frío para enfirar rápidamente la casa. Deje que el acondicionador de aire esté trabajando a una temperatura algo menos fría durante un rato antes de bajar la temperatura hasta la deseada. La habitación se enfriará casi igual de rápido pero gastando mucha menos luz.

-No es aconsejable dejar el consumo energético del aire acondicionado encendido al salir de su casa, pero si va a hacerlo, gire el ajuste de temperatura hasta unos pocos grados más alto mientras que usted está fuera. Podrá reajustarlo cuando vuelva a su gusto, pero se ahorrará mucha electricidad durante ese tiempo y se alcanzará rápidamente la temperatura deseada. También, recuerde apagar el aire acondicionado si va a estar fuera de su hogar durante más de un día.

-Asegúrese de que el flujo de aire no esté obstruido; deje un espacio abierto un espacio suficiente para el condensador.

-Si compra un electrodoméstico nuevo, elija un modelo con un cociente del rendimiento energético (EER) de 10.0 o superior.

 

 

Caldera y Calentador de agua

 

-Aísle el calentador de agua de las puertas, ventanas y corrientes de aire. Y por supuesto del frigorífico.

-Ajustes más bajos en el calentador de agua pueden ayudar a reducir mucho gasto energético. Experimente dentro de una gama de temperaturas o potencias para encontrar la posición más baja que le ofrezca agua suficientemente caliente. Un calentador de agua trabajando a altas temperaturas innecesariamente aumenta el consumo de energía y acorta la vida del electrodoméstico. También aumenta la probabilidad de quemaduras; una preocupación particular para los niños pequeños y personas mayores. Como regla general, no debería ser superior a 49 grados centígrados, pero siempre consulte con el fabricante del calentador o consulte el manual primero.

-Envuelva las tuberías de agua del calentador de agua o de la caldera con material aislante para evitar al máximo posible las pérdidas de calor por conducción.

 

Ordenador

 

-Apague el monitor cuando su ordenador no esté en uso. Más de la mitad de la energía utilizada por el equipo se va por el monitor, así que apagarlo ahorrará significativamente energía. Un único monitor encendido durante la noche puede utilizar la misma energía como una impresora láser produciendo 800 hojas impresas. Y no se deje engañar por un protector de pantalla, porque la computadora sigue trabajando a plena potencia para ejecutar esto.

-Apague el equipo cuando no esté en uso (excepto su máquina de fax). Incluso máquinas en espera (suspendidas) utilizan hasta 30 watios de electricidad.

-La impresión puede ser el paso más exigente en cuanto a energía, por lo que que intente imprimir sólo las páginas que realmente necesita. Esto le ayudará también a reducir papel y sobretodo tinta. La opción de calidad borrador es ideal para documentos que no requieren de gran calidad de impresión. El papel puede reutilizarlo por uno de sus caras siempre que sea posible.

-¿Está pensando en comprar un equipo nuevo? Considere si un portátil podría cubrir sus necesidades. Los portátiles utilizan aproximadamente la mitad de la electricidad consumida por los ordenadores de escritorio típicos. Al comprar un ordenador portátil, busque sistemas compuestos totalmente de 3,3 voltios componentes (procesador, memoria y pantalla LCD). Estos sistemas utilizan de 40 a 50% menos de energía que los sistemas de 5,0 voltios y están equipados con una batería más ligera. Por otra parte, busque un modelo con una calificación de Energy Star.

-¿Quizás comprar una impresora nueva? Las impresoras de inyección de tinta tienen bajo consumo de energía, son baratas y permiten la reutilización de papel, el ahorro de costes y reducir los impactos ambientales. Si va a comprar una impresora láser, busque uno con una función de ahorro de energía, que reduce uso de energía cuando está inactiva por más de un 65 por ciento. Incluso cuando está inactivo, las impresoras láser consumen entre 30 y 35 por ciento de sus requerimientos de potencia.

0 comentarios

Ahorro en lavadora y secadora

Esta semana seguimos con otra entrada sobre cómo hacer más eficiente nuestro electrodoméstico y ahorrar en nuestras facturas, además de reducir su impacto medio ambiental. Ahora vamos con las lavadoras y secadoras, con esta lista de fáciles consejos para llevar a cabo.


-Antes que nada, asegúrese de que su ropa está sucia y necesita realmente un lavado. Las lavadoras convencionales llegan a utilizar más de 100 litros de agua por carga. La forma más sencilla de ahorrar agua y energía con las lavadoras es utilizarlas menos, por lo que espere a que esté llena de ropa para ponerla en marcha.


-También evite sobrecargar su electrodoméstico, pues una secadora que supera la cantidad recomendada de ropa tardá bastante más tiempo en secarla.


-Ajuste el nivel de agua y temperatura en la lavadora con el tamaño de su carga. No la llene entera para algunos artículos. Las lavadoras más nuevas tienen configuraciones del nivel de agua automáticaas, que ajustan la cantidad de agua al tamaño de la carga.


-Llame a la compañía del agua y pregúnteles cómo de dura o suave es el agua que suministran, o a su ayuntamiento. Puede que esté mucho más detergente de lo que usted necesita, ya que las cantidades especificadas dependen también de la dureza (minerales) del agua. Recuerde leer el manual que acompaña a su lavadora.


-Si su electrodoméstico pierde agua, asegúrese de repararlo o llamar a un servicio técnico de reparación si no puede hacerlo usted mismo.


-Cerca del 90% de la energía utilizada por la lavadora se utiliza para calentar el agua. Recuerde ajustar la temperatura según sea necesaria, la mayoria de manchas se limpian con agua tibia.


-Evite usar demasiado detergente. Siga las instrucciones del electrodoméstico. Un exceso de espuma hace que su electrodoméstico trabaje más y utilice más energía.


-Limpie el filtro de la lavadora y de la secadora, suelen acumular pelo y  pelusa después de cada uso. La acumulación de basura reduce su eficiencia.


-Elija un ciclo "eco" para la secadora. El aire soplado al final del ciclo ya no es caliente, pero el secado continúa cuando se sopla aire fresco a través de la ropa, igual que si estuviera tendida.


-Si es posible, junte dos tandas de ropa para introducir en la secadora: a penas acabe de secar una tanda, introduzca la siguiente. Así la secadora sigue caliente y se aprovecha esa energía, porque llegar a calentarla es el proceso más costoso energéticamente.


-Use la secadora cuando sea realmente necesario. Si en su lugar puede tender la ropa, es preferible que lo haga, puesto que además de ahorar electricidad, agua y detergente, las secadoras suelen maltratar la ropa.


-Si está pensando en comprar una secadora nueva, busque un modelo que incorpore un sensor que haga que se detenga automáticamente cuando la ropa esté seca. Las nuevas lavadoras de carga frontal requieren mucho menos agua por ejemplo, y pueden albergar cargas más grandes y ahorran energía.


-Por último, como consejo general, mantenga sus electrodomésticos en buen estado: esto mejora su eficiencia energética. Si detecta que no funcionan todo lo bien que deberían, contacte con un servicio técnico de reparación.


0 comentarios

Cocina: Consejos para ahorrar

Aquí va una entrada ligera sobre consejos para reducir el gasto energético en una cocina:


-Utilice el quemador que es de tamaño más cercano al de la cacerola o la sartén que va a usar. Si es mayor, por los costados se pierde calor y se malgasta.


-Utilice las tapas en ollas y sartenes para que se pueda cocinar a temperaturas más bajas, aprovechando para retener el calor dentro.


-Mantenga limpios y secos los quemadores de la cocina para que no haya partes del círculo donde no haya fuego.


-La llama del quemador debe ser azul. Si la llama es amarilla, revise que no haya de obstrucciones o esté correctamente colocado.


-Sólo precaliente al horno cuando es estrictamente necesario.


-Asegúrese de que el sello de la puerta del horno esté apretado. Evite abrir la puerta del horno mientras esta cocinando, porque cada vez que se abre la puerta, cerca del 20% del calor que hay en el interior se pierde y se tarda un tiempo extra en volver a recuperarlo.


-Apague el horno unos minutos antes de que los alimentos estén listo y deje que el calor acumulado por el horno acabe el trabajo.


-Para cocinas de gas: si son de encendido electrónico (sin necesidad de mechero), se ahorra cerca de un 40% gas en cada encendido.


-Las placa de inducción aprovechan un 90% de la energía producida en comparación con solamente 55% de las cocinas de gas y 65% las eléctricas.


-Use el microondas para calentar el alimedo ya cocinado. Consume sólo entre un tercio y la mitad de la energía de las cocinas convencionales.

0 comentarios

Su Frigorífico más eficiente

Hoy en día, con el avance imparable de la tecnología de los electrodomésticos, estamos buscando formas de hacer que el frigorífico funcione con un poco más de eficiencia energética para reducir la contaminación del medio ambiente y también, por qué no, las facturas de la luz.

 

Estos son consejos simples que se pueden llevar a cabo en cualquier hogar para lograr que nuestra nevera sea un poco más eficiente energéticamente:

 

1. Limpiar la parte posterior: no es muy atractiva la idea de estar tirando del frigorífico hacia delante, lejos de la pared, para limpiar su polvo. Pero tanto polvo y suciedad se quedan atrapados detrás de su nevera (sobre todo si tienes mascotas) y esta se acumula en los serpentines del condensador, bajando la eficacia en la condensación del gas refrigerante, lo que se traduce en menos frío producido por la nevera.

 

2. Verifique la goma de la puerta: utilice un trozo delgado de papel para comprobar si su sello está perdiendo aire. La goma aislante de la puerta del frigorífico puede ser reemplazada fácilmente por un servicio técnico de reparación de electrodomésticos, y aunque podría parecer algo muy caro, prometemos que no lo es. Nadie quiere pagar para refrigerar su cocina entera, especialmente cuando son sólo unos cuantos euros comprar una nueva junta de goma: si hay fugas de frío, la eficiencia de la nevera bajará notablemente.

 

3. Cubrir los alimentos: La mayoría de los alimentos contienen humedad. Si no tapa los recipientes que contienen los alimentos, la humedad de éstos estará constantemente evaporándose y y el compresor de su refrigerador tendrá que trabajar el doble para quitarla. Además, la mayoría de los alimentos absorben olores de otros alimentos y esto los estropea, no es agradable que una tarta coja olor a cebolla ;)

 

4. Deje que su comida fresca se enfríe antes de introducirla. Si no lo hace, su frigorífico debe trabajar el deber para enfriar ese alimento y no perder el frío del interior del habitáculo. Intente dejar los alimentos tanto como sea posible enfriándose fuera de la nevera antes de colocarlas dentro de ella.

 

5. No dejarlo vacío ni sobrecargarlo. Es evidente que un frigorífico sobrecargado de alimentos tendrá mayores dificultades para mantenerse frío de manera homogénea en todos sus rincones, pues el aire enfriado va a circular de manera mucho más costosa. Pero una nevera vacía tampoco es deseable, pues el aire “pierde” su frío de manera más rápida que los líquidos por ejemplo. Esto hace que sea interesante que cuando tengamos al nevera media vacía, colocar dentro las botellas que tenemos en casa (refrescos, agua…), pues el calor específico del agua es mayor que el del aire, y esto hará que pierda su temperatura de manera más lenta. En cierto modo, estos líquidos se encargarán de conservar el frío que se ha generado en el aire de la nevera.

 

Como ve, parecen cosas muy básicas (salvo quizás la última) y que todos conocen, pero no crea que todos aplican estas medidas. Si se aplicaran todos los días, el ahorro de energía sería enorme. Si sospecha que su electrodoméstico está averiado y enfría de manera ineficiente, no dude en contactar con un servicio técnico de frigoríficos, pues aunque gaste algo de dinero en la reparación, el ahorro en las facturas se notará y compensará el gasto, por no decir que contribuirá a conservar mejor el medio ambiente.

0 comentarios

Cómo comprar los eficientes

eficiencia energetica y compra de electrodomesticos

La casa promedio en realidad causa más contaminación del aire que el coche medio. Esto se debe a que la mayor parte de la energía que utilizamos en nuestros hogares proviene de plantas de energía eléctrica, donde se queman combustibles fósiles para llevar energía a nuestros electrodomésticos. La quema de combustibles fósiles produce contaminación del aire y contribuye con el cambio climático, la lluvia ácida y el calentamiento global.

 

El ahorro de energía también conlleva el ahorro de dinero. Mediante electrodomésticos de alto rendimiento o eficiencia energética, los hogares pueden ahorrar hasta €400 al año en facturas de luz y agua. Mediante la fabricación de electrodomésticos más eficiente también podemos extender la vida útil de ellos. Se estima que si cada uno de nosotros aumenta la eficiencia en el consumo de energía en nuestros principales aparatos por 10 - 30 %, la energía total ahorrada sería la equivalente a la producida por 25 grandes plantas de de producción de energía.

 

¿Cómo comprar electrodomésticos de alta eficiencia energética?

 

Aunque sean iguales en el exterior, varían en gran medida en términos de eficiencia en el consumo de energía y los costes operativos. Pueden reducir tu factura de la electricidad y ayudar a proteger el medio ambiente. Aquí hay una serie de pasos sencillos para seguir en la compra de aparatos de alto rendimiento energético:

 

-Seleccionar el tamaño y el estilo. Medir el espacio del aparato que ocupa para estar seguro de que su nueva compra. Compruebe que hay suficiente espacio para abrir la puerta o tapa totalmente, dejando el espacio suficiente para la ventilación. Tener en cuenta los precios de compra y uso de la energía. A la hora de decidir qué marca y modelo a comprar, en muchos casos, usted puede ahorrar dinero mediante la compra del más caro, aunque su precio sea mayor... Ya que si es más eficiente, a la larga, el precio se verá compensado. En cuanto al tamaño, pregúntese si necesita ese frigorífico o lavadora de tan alta capacidad, o si para su familiar es suficiente con uno de menores dimensiones y gasto eléctrico.

 

-Pregunte acerca de posibles planes renove. Descuentos en efectivo, préstamos a bajo interés o otros programas de incentivos a menudo se ofrecen para animar a los compradores a comprar aparatos de alto rendimiento energético. A veces se hacen descuentos por llevar nuestro viejo electrodoméstico.  Lea la etiqueta de guía de consumo: es requerida por la FTC para etodos los electrodomésticos (excepto cocinas, hornos de microondas, secadoras de ropa). En ellos aparece el consumo de energía anual del aparato. Leer la etiqueta de guía le ayuda a comparar la eficiencia o consumo anual de energía de las marcas competidoras y modelos similares. Busque el logotipo de Energy Star. Los aparatos con este logotipo son mucho más eficientes en el consumo de energía que la media modelo comparable. El aparato recibe la calificación Energy Star si es significativamente más eficiente de la energía como mínimo las normas de la administración, de conformidad con lo establecido por la norma los procedimientos de las pruebas. El importe por el cual un aparato debe exceder los estándares mínimos es diferente para cada producto y depende de tecnología disponible. Con clasificación Energy Star productos suelen estar entre los más eficientes disponibles hoy en día. Puede enccontrar más información sobre el programa Energy Star aquí.

0 comentarios